Almas Migrantes

Las Almas Migrantes aparecen en distintas épocas. Culturas. Clases sociales. Migrar significa verse reflejado en un mundo desconocido y, sin embargo, estar conscientes de que solo perdiendo el miedo a internarse en él, que es lo mismo que viajar a través de nosotros, podremos encontrar la cueva primigenia donde nace el fuego regenerador de la vida. Y de la palabra cobijo.

 El Alma Migrante lleva la impronta de la cartografía personal. Navegante a la deriva. Un retorno hacia una misma.

Verónica Díaz Costanti

Viaje del alma. Viaje migrante

Exploramos algunos de los principales elementos que identifican el “Relato de las Almas Migrantes”. La construcción de conceptos como ‘imaginario migrante’, ‘socialización express’ y ‘vorágine migrante’ es una invitación a reflexionar y analizar procesos migratorios.

Las Almas Migrantes y sus Arquetipos

Para C. Jung, los arquetipos son imágenes ancestrales que constituyen la base del inconsciente colectivo. Les concibe como elementos estructurales de la psique que se perpetúan más allá de nosotros como individuos. Tienen que ver con una conciencia del mundo y sobre el mundo.

El Arte de Migrar
 

El hecho de migrar cambia la perspectiva en la que puede percibirse el proceso artístico y personal propio. Puede cambiar la forma de crear. El arte abre un mundo a lo desconocido, abre espacios para los aprendizajes. El arte da sentido. Salva. Interroga.

Acompañamiento / talleres / asesorías

Nuestra labor se centra en ofrecer prácticas reparadoras desde una perspectiva personal, grupal y asociativa.